Te extrañaba

No se cuanto ha pasado desde la ultima vez que estuve frente a mi computador escribiendo para ustedes.

Tuve que releer alguna de mis publicaciones y aún así, no me sentaba a hacerlo.

Si bien es cierto que este blog es mi bebé, también lo es y lo he dicho antes, que a mi también me pasa factura la vida y que se me complica, mientras otras veces solo decido postergarlo. La pandemia nos afecto a todos de mil maneras, no necesariamente que hayamos contraído el virus, que deseo que aquellos que lo hicieron se esten recuperando y que sepan, que no me imagino lo que es tenerlo, mas estoy aquí, pueden escribirme si sienten que desean y worldPress me enviará una notificación a mi correo personal, por tanto, he de responderles.

Retomando la conversación inicial, que gratitud tan linda me da estar corriendo mis dedos sobre el teclado!

Este año sin duda, ha sido una montaña rusa para todos, no nos esperábamos jamás tener que vivir una catástrofe como esta, que no solo nos ha dividido, si no que nos ha robado seres queridos. Para los que tuvieron que decirle a Dios a alguien especial, lo siento mucho, les abrazo y les envío todo mi amor.

Mientras el coronavirus hace fuerte presencia y ha determinado quedarse, quiero que se amen más pues ahora más que antes, nos ha tocado enfrentar la realidad de lo que siempre decimos, mas nunca ponemos mucho caso; la vida es ahora. Ahora con ciertas limitantes pues tal vez no puedes salir corriendo a abrazar a alguien o es probable que no puedas hacer el viaje que ya tenías programado porque por prudencia has decidido no hacerlo y eso lo respeto, pero, la vida no se ha parado porque el tiempo no lo hizo, aunque todos estamos de acuerdo de que tal vez este año no deba contar.

Por mi parte, viviendo en N.Y, veo a mi abuela que vive en la República Dominicana varias veces al año. Luego de no verla desde Febrero tomé la decisión de tomar un avión e ir a mi casa. Mamá estaba trancada o más bien, está desde entonces. La soledad comenzó a tocarla y mi corazón al saberlo, escucharlo de ella y sentirlo, casi se paró; pedí un vacaciones en mi trabajo y me fui una semana.

Que alegría ser la loca que tanto me dicen ser, porque la sonrisa de mamá es definitivamente lo mejor que me ha pasado en la vida. Mi abuela es débil conmigo y mi hermana y que estemos allá siendo ya tan viejita, es lo único que realmente quiere y su mayor satisfacción. Sin duda, también la mía.

Que yo haya tomado la decisión anterior, no significa que estoy sugiriéndole a nadie que haga lo mismo, solo digo, si hay algo que sientes quieres hacer, tienes el tiempo y puedes en verdad, ve por ello. Personalmente tengo la mala costumbre de postergar, por ejemplo; las novelas que he comenzado a escribir, la maestría que me gustaría hacer o la nueva carrera. Cuando tengo que hacer videos me cae una pereza, que porque mañana estaré libre, que mañana esto y que mañana lo otro… guess what? Y si no me despierto mañana?

Te dejo con esa pregunta… Si no te despiertas mañana, qué se te queda pendiente? Responde para ti y con la sinceridad de tu alma fresca. Qué puedes hacer en medio de una pandemia que esté dentro de los limites de la misma y te haga feliz? Qué puedes hacer hoy que al despertar mañana te haga sonreír sin necesidad de palabra alguna?

Busca la forma de tener una sonrisa complice que no necesite palabras! Que ese recuerdo sea la recompensa

Te extrañaba!

Un comentario sobre “Te extrañaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s